¿Qué es el naming?

global marketing

¿Qué es el naming?

Cuando pensamos en términos de global marketing, a veces nos dejamos llevar por complejos conceptos y metodologías que nos permitan alcanzar los objetivos que nos planteamos, pero nunca hay que perder de vista que los elementos más esenciales son la primera clave para el éxito de una marca. Y entre ellos, su propio nombre es tan importante como cualquiera. Por eso el estudio y proceso del naming cobra una relevancia cada vez mayor en el ámbito que nos ocupa.

Cuando hablamos de naming hacemos referencia a todo el procedimiento que se desarrolla a la hora de poner nombre a una empresa o un producto, así como a los criterios y reglas que guían esta labor. Todos sabemos por nuestra propia experiencia que el nombre de cualquier entidad, servicio o idea tiene un gran peso sobre la primera impresión que nos ofrece cuando oímos hablar de ello por primera vez, pero sus efectos van de hecho más allá de ese momento.

Por ello, en Bennu consideramos que un buen proceso de naming debe tener en cuenta una serie de factores diversos para conseguir el resultado deseado:

– Memorabilidad: si las características del nombre ayudan a que la gente se acuerde de él, ya tienes mucho terreno ganado. Pero más aún, si resulta difícil, opaco o genérico, estarás ante un problema desde la línea de salida.

– Atractivo: cuando se trata de apelar a una reacción institivamente positiva por parte del receptor, entran en juego conceptos como el de eufonía, el efecto acústico agradable que produce una determinada combinación de sonidos.

– Posicionamiento: diferenciarse de los competidores suele ser un objetivo deseable, pero al mismo tiempo es necesario tener en cuenta que cada sector cuenta con unos códigos, también en lo relativo al naming, que puede interesar seguir o no.

– Asociación de valores: en la sonoridad y la visualización de un nombre se trata también de encapsular aquellos valores esenciales a los que se desea asociar la marca, así como hacerlo atractivo para el público objetivo al que te dirijas.

– Apariencia: en un momento en el que las identidades corporativas se desarrollan de forma cada vez más integrada, la propia apariencia visual de una palabra y las posibilidades que ofrezca para su plasmación gráfica en logotipo también son un criterio a tener en cuenta.

Sin comentarios

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR