¿Qué es más rentable captar o fidelizar clientes?

bennu

¿Qué es más rentable captar o fidelizar clientes?

Durante muchos años hemos vivido absortos en la idea de que toda empresa, para crecer, necesita captar nuevos clientes. Es cierto que este es uno de los grandes objetivos dentro de una estrategia de marketing, pero no debemos obviar la necesidad y rentabilidad que supone cuidar de aquellos usuarios que ya hemos conquistado. De hecho, en Bennu sabemos muy bien que la clave del éxito será encontrar el equilibrio entre la captación de nuevos clientes y la fidelización de los ya existentes, sólo así conseguiremos los mejores resultados a más largo plazo.

Resulta evidente que para incrementar las ventas de un determinado negocio, será necesario captar nuevos clientes. Hablamos de la técnica más efectiva para cubrir los objetivos a corto plazo, por ejemplo para cumplir con las metas planteadas a conseguir en el plazo de un mes. Cuando estamos empezando, necesitaremos hacernos con clientes, ya que no tendremos ninguno. Pero, cuando empezamos a rodar, es importante cuidar y mimar a aquellas personas que confían en nosotros. Fidelizarlos es la mejor manera de cubrir nuestras expectativas a más largo plazo, ya que si conseguimos el objetivo de la fidelización, no se irán tan fácilmente.

El coste de la captación de nuevos clientes es una tarea bastante costosa, ya que supone mucho más esfuerzo que mantener contentos a los clientes que ya han confiado en nosotros en alguna ocasión. El problema surge cuando algunos empresarios sólo se esfuerzan en conseguir nuevos clientes, sin hacer nada para mantenerlos una vez que han alcanzan dicho objetivo. Seguramente, leyendo esto se te viene a la cabeza las compañías de telefonía móvil, que prácticamente te obligan a irte con la competencia cuando acaba el periodo de permanencia.

¿Cómo consigo fidelizar a mis clientes?

  1. Sorpréndeles: Se trata de realizar acciones que no esperan. Por ejemplo, podemos enviar una muestra de un nuevo producto a los mejores clientes. No cuentan con ello, pero se sentirán privilegiados, confiando en la marca y recomendándosela a otros usuarios.
  2. Conóceles: Si somos cercanos con ellos también se sentirán especiales. Les gusta que les conozcamos, que nos preocupemos de ellos. Podemos hacer pequeñas acciones como felicitarle el cumpleaños, reforzar la idea de que formamos parte de su vida.
  3. Escúchales: Es una cuestión fundamental, pero no sólo para que se sientan cómodos con la marca. El feedback del cliente nos aporta una información vital para mejorar y crecer como empresa. No deberíamos perder esta oportunidad.
  4. Hazles sentir especial: Llevamos un rato hablando de esto. En definitiva, todas las acciones de fidelización cumplen con esta función. El trato personalizado de los clientes siempre cosecha grandes resultados para la marca.
Sin comentarios

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR